5/06/2018

En "De buen humor" M90/ UnderVox - Rosario.

Acá les dejo el programa donde participe el 21/03/2018 por la M90 89.9/ UnderVox de Rosario leyéndole el tarot a las consulta de los oyentes. Con la conducción de Matilde Baroni y Carolina Riganti, compartiendo voz, además con Rachel T (Sexóloga).

Link para escuchar:


Video en vivo:







En Nuevo Paradigma...


Acá les dejo la nota que me hizo Claudio Fandiño para su programa “Nuevo paradigma” que va por FM Super 107.5 de Rosario en 20/03/2018. Entre tantas cosas hablamos de “Horóscopo chino 2018” (mi último libro), la vida después de la muerte y las predicciones para lo que queda del año, para los signos y el país. Que la disfruten.






4/23/2018

En "De buen humor" M90/ UnderVox - Rosario.

Acá les dejo el programa donde participe el martes de 13 de marzo por la M90 89.9/ UnderVox de Rosario con motivo de la promoción de mi último libro “Horóscopo chino 2018” donde hable un poco de Astrología china, el significado del martes 13 y leímos el tarot a los oyentes. Con la conducción de Matilde Baroni y Carolina Riganti, compartiendo voz, además con Daniela Werkalec.

Link para escuchar:


Video en vivo:

3/20/2018

13 años de "Los Rostros de la Diosa" de Sandra Román.

Se cumple en estos días, el aniversario número 13 (trece) de la primera edición del libro “Los Rostros de la Diosa” de Sandra Román. La propuesta de Sandra, al cumplir este número mágico, es abiertamente que quienes hayamos tenido contacto con el material, contemos que hicimos, básicamente con esa información y como la implementamos en la vida, muerte y resurrección de lo que hacemos hoy.
Mentalmente, por otro lado, si hago este ejercicio y sin caer en cuestiones egocéntricas, me doy cuenta, o caigo en situación (como más guste), que contar y recordar esto, no es ni más ni menos, contar también mí historia y de lo que decido hacer en mí día a día.
No tengo prurito, aunque debería, en irme hasta el año 2003, cuando tuve mi primer contacto con el Tarot, mediante el programa “Video Tarot” (Much Music). Aquel programa era conducido por la tarotista principiante (hoy dedicada a hablar de mí persona cada vez que vigila mis redes sociales y pedir, como en aquel entonces, que digan “Tarot” cada vez que queremos detenernos en una carta para saber el destino) donde vi el Tarot Madre Paz (Motherpeace), creado por Vicky Noble.
Suficiente. Supe que ahí estaba el camino, como esas certezas que se sienten muy pocas veces en la vida, podría decirse: amor a primera vista.
Emigrando hacia Rosario un año después (2004) desde mi pueblo natal, Las Parejas, comencé mis estudios en Letras, que migraron a Filosofía dentro de la misma Facultad, con el estudio permanente del Tarot, que en aquel entonces era el de Marsella bajo la tenebrosa lupa de Jodorowsky que era incuestionable para cualquiera que se acercara a su obra. Hasta que en 2006 llega a mis manos Madre Paz por primera vez, como siempre digo: tarde en el tiempo – espacio, temprano en edad, dándome el don de la Nigromancia que me acompaña hasta el día de hoy.
Recuerdo ese “mágico” momento, en el que el santero de la vuelta de casa, Marito, me dio el mazo, era el “original” y yo diciéndole de todo porque quería “el rosa”. Marito, pobre, explicándome que hizo lo imposible por conseguir ese mazo importado y todas sus peripecias y que yo solo quería el “rosa”, hoy me rio, pero la imagen es más que patética.
Si bien a los meses “el rosa” llego a mis manos y lo use mucho para no arruinar el “original” (hice una nota denuncia sobre esta situación cuando fui columnista del programa de Mercedes Ninci en Continental Buenos Aires). Hoy, a tiempo de distancia, agradezco esa situación, que me puso en estudio extremo en cuestiones de la Diosa, entre muchas otras cosas que estoy salteando porque no hacen al tema, como el hecho de empezar a difundir el Tarot en Rosario y ser perseguido por la policía por ello, ya que en esta provincia todavía es una falta dentro de su Código Civil (si, año 2018).
En esta búsqueda, la librería es el paso obligado y el único libro disponible era el de Sandra (La Román, para muchos): “Los Rostros de la Diosa”, a mi sorpresa, venía con 36 cartas. Fue el único por muchos años, incluso hoy, si nos damos una vuelta por ahí, quizás sigue siendo igual.
El arte de la Diosa es un arte espontáneo, y si bien Sandra no es Picasso, las 36 cartas de las Diosas son la descripción conceptual en rostros de las diferentes caras de las mujeres y hombres que queremos despertar esto externo femenino interno y no tanto. Luego vinieron más que devinieron en súper mazo de “Diosas para la vida cotidiana” donde La Román (a lo Diva) unifica TODO.
En lo personal, las cartas están conmigo desde entonces (2007, dos años después de su publicación 0: 2005), abro mis consultas con ellas sin excepción, me dan el retrato exacto donde está la persona parada en ese momento que llega a la consulta, después, agarro el Tarot que esté usando en el momento, suelo cambiarlo, según lo que esté estudiando y quiera profundizar y poner en acción, pero las 36 cartas de la Diosa están ahí, sobrevivieron consultas, mudanzas, personas, lágrimas y situaciones, pero por sobre todo las violentas mezcladas, frente a la calidad no tan generosa de Editorial Kier con el material.
Estuvieron conmigo en televisión más de una oportunidad: las hice debutar en un ciclo con la periodista Susana Rueda (quien me hace debutar a mí en tele) que se llamaba “Rosario de tarde” en 2013 por Canal 5 de Rosario. Luego me acompañaron ese mismo año en el canal del frente, Canal 3 de Rosario, en “El Plan del Mediodía”, durante todo el año que participe como panelista. Fui la primera persona que se las “tiró” a la autora (me pongo de pie), haciéndole tomar su propia medicina, sin dudas, fui el que las hizo “debutar” en más de una situación inesperada, no lo dudo un minuto. Pero fueron solo la puerta de entrada a cosas mayores que me enorgullecen y que forman parte de mi historia que reflejo todos los días en las consultas y permanentemente en mis libros, donde seguro terminará esta reseña ya que son el reflejo de mi día a día.
Un día, mucho antes de Facebook (parece que fue hace mucho más a simple vista), decidí buscar los datos de Sandra Román y llamarla por teléfono. Del otro lado atendió Raúl (su papa), al año nos conoceríamos, y al rato logre hablar con Sandra en una charla de casi una hora, como si nos hubiésemos visto ayer, desde entonces, nunca más perdimos comunicación. Hoy creo que el día que publiquemos nuestras conversaciones por chat seriamos longseller (hipervendidos a lo largo del tiempo y el espacio). Juntos sobrevivimos: amigos, enemigos, amantes, vidas, muertes, ideas, pero sobre todo nos sobrevivimos a nosotros mismos y las cartas de las Diosas empezaron a tener otra fuerza: la de una amistad.
Me abrieron puertas interiores y mentales muy fuertes: supe quién era Innana, Kwan Yin paso a ser mi favorita, me atrajo Pele, El Santo Grial me conto una historia que no me canso de pedirle que me la vuelva a contar una y otra vez la mismísima Sandra en persona. Fátima vino en mis sueños más de una vez. A Hécate la tuve cara a cara y casi me la llevo a casa. Iemanja me susurro el secreto de los buzios, pero Morgana me llevó a iniciarme en Chamanismo y leer “Las Nieblas de Avalón” (viaje no menor). Todas puertas que me ayudaron a ayudar, pero sobre todo a ayudarme.
En 2009 vinieron otros tiempos, más agitados, pero no menos interesantes. A principio de año Sandra edita su tercer trabajo (para los que no saben había auto gestionado su propia agenda de Diosas un par de años antes de “Los Rostros de la Diosa”) este fue la perfecta segunda parte de “Los Rostros de la Diosa” y se llamó “Los Rituales de la Diosa”. Este era un libro, simple pero con información “polenta”, con rituales accesibles y sin tanto mambo para hacer a las diversas diosas del juego de cartas de “Los Rostros de la Diosa”. Para asombro de todos, este libro venía con otro mazo de cartas, justo para quienes habíamos hecho uso y abuso del mazo del “Los Rostros de la Diosa” (aclaro que todavía tengo uno sin usar para mi museo, regalado por la misma autora, también sobreviviente a todo lo que relate, en especial las mudanzas).
Pero… No contenta con esto, Sandra edita: “Diosas y chamanas de la Cruz del Sur”, un libro único en su especie, con diosas y mujeres de acá, de nuestras tierras (léase “tieshas”), ubicadas en formato agenda y que es el resumen de un libro que editaría muchos años después: “De Avalón a la Cruz del Sur”.
Pero en ese movido 2009, no contenta con esa superproducción, se realiza en Capilla del Monte (Córdoba) la Primer Conferencia de la Diosa en Argentina y única hasta el momento. Allí no solo logramos conocernos en persona con Sandra, que a esta altura es solo un detalle en nuestra amistad, sino que dio paso a conocer a mi querida “La Gladis”, quien nos acompañó casi 10 años más. Allí tuve un encuentro mágico con una hermana cósmica perdida: Gabriela Winkler (esta es una historia que contaré pronto y sin tapujos), cuya Conferencia solo fue una excusa de la Diosa para que sepamos que existimos y una historia, que quiera o no también son culpables las cartas de “Los Rostros de la Diosa”. Pero quien me llevó hasta ese lugar fue la presencia de Vicky Noble, la creadora y dibujante de Madre Paz y el circulo quedo tan perfecto como las cartas en sí mismas. Sospecharán que la historia con las Cartas de la Diosa de Los Rostros sigue… Y no es otra historia.
Ya que me descargo hablando un poco de todo, pero sin irme del tema, sería bueno que para sus 15 años (holaaaaaa faltan 2) se haga una edición aniversario Rostros – Rituales, con las Cartas de la primera edición, esa que tenemos y usamos todos tal cual. Sería bueno que no sea la editorial que decide poner más calidad en libros de Claudio María Domínguez o una tal Andrea Bruno, solo porque están de moda, ignorando todo lo que pasa con lo que ellos creen libros menos vendidos (la reedición de “Los Rostros de la Diosa” solo fueron 500 ejemplares sin cartas). Sería bueno que se haga otra Conferencia, quizás igual, hoy me reiría tanto como aquella vez, quizás más y no por el reencuentro, sino por ver en que se convirtieron muchas que también transformaron su vida con la Diosa a través de simples 36 cartas, que no fueron tan fáciles de incorporar.
Salud por todas estas puertas abiertas, que parecen que no van a cerrar más.

Pd. Lo que usted acaba de leer es solo el 2% de la realidad. No estoy autorizado a contar más. Algún día lo hare mas explayadamente.